jueves, 20 de agosto de 2009

La grasa no se suda

Frecuentemente, recibo en el gimnasio a nuevos socios que se forran en plástico (juro que es verdad) o se calzan una faja, antes de empezar a entrenar. ¿Para qué es eso?, pregunto yo. Para sudar, me dicen. Ajá…..pues vamos a intentar desmontar un mito:

El sudor es sólo un mecanismo de refrigeración del cuerpo para cuando sube la temperatura. Provocándolo en abundancia, quizás conseguiremos deshidratarnos, pero no quemaremos grasa. La grasa no se suda. El líquido perdido es agua y lo recuperaremos al beber o al comer una ensalada, después de entrenar. Si fuera tan fácil, bastaría con meternos 5 días en una sauna para salir delgados, y puedo asegurarles que no funciona así.

¿Cómo nos libramos de la grasa, entonces?

Es una simple cuestión de matemáticas: Todas las calorías ingeridas, que superen la cantidad de calorías que gastamos, serán transformadas por el cuerpo y acumuladas para un uso futuro, en forma de grasa. No importa si son de tomate o bacon, lo relevante (sólo para lo que quiero explicar hoy), es la diferencia entre lo que se ingiere y lo que se quema.

Simplificando mucho las cosas, se podría decir que si alguien gasta 2500Kc al día, por ejemplo, podría comer 2499Kc de chocolate sin engordar, pero no 2501Kc de tomate, porque esa caloría extra la almacenaría en forma de grasa. Se dice que el chocolate “engorda” y que el tomate no, porque 2500Kc equivalen a sólo 461gr. de chocolate o bien, a 11,3Kg de tomate, por lo que un poco de chocolate nos hace llegar antes al nivel de lo que gastamos, a partir del cual acumulamos grasa.


La clave para mantenerse en forma es elevar el total de las calorías gastadas, superando a las ingeridas.

Esto se logra:

- Aumentando las calorías que gasta el cuerpo en reposo, el metabolismo basal, incrementando el tono muscular (mantener el músculo le requiere al cuerpo mucha energía)

- Quemando calorías extra haciendo ejercicio.

- Manteniendo las calorías ingeridas en el nivel recomendado por un experto.

El cuerpo no puede inventarse calorías, así que cuando no tenga más combustible que quemar, echará mano de las reservas y entonces sí, estaremos quemando grasa. Cuanto mayor es la diferencia entre lo que comemos y lo que gastamos, más grasa quemaremos, incluso cuando estamos durmiendo.

Echadle un ojo a nuestros últimos “Soci@s del mes” en el apartado “Resultados” de nuestra página web:
www.sohofitnessclub.com. Enhorabuena Ale, Fer, Alfredo y Javi, por unos resultados espectaculares bajando el porcentaje de grasa.

¡Hasta la próxima!

5 comentarios:

  1. Esto interesa mucho a la gente, ademas a estado muy bien ya que la gente esta engañada con las ''fajas'', desde que leí esto ya no llevo porque tiene mucho sentido lo que dice este gran sabio.


    Jose.


    P.D: pobre APU!!!

    ResponderEliminar
  2. jajaja ya ves,yo antes creia k lo sudando pirdes grasa!!!Yo diciendo en la cientra al corre joder me suda todo menos los abdominales!!! jajaja lo tendre muy en cuenta! Gracias Jose!!!

    ResponderEliminar
  3. Alejandro1.9.09

    ya lo había oído antes pero nunca tan bien explicado,muuuuchas gracias.De todas formas nunca me puse una,siempre es mas molesto entrenar sudando y terminas agotado antes de tiempo.

    ResponderEliminar
  4. La verdad es k tiene ke ser gracioso ver a la jente entrenar con fajas y envueltos en plasticos,eso tiene ke ser muy incomodo no?.jejeje.Jose un dia de estos te encuentras en el Gym a la peña envueltas como las Momias!!!!.jejeje. Saludos de Kike

    ResponderEliminar
  5. Cristian S.17.1.10

    Ánimo con la entrada sobre nutrición, la espero con muchas ganas.
    Un aspecto a tener en cuenta he pasado de esperar como loco a recibir en el buzón la revista Mens&Health a esperar como un loco la próxima entrada en el blog.
    Un saludo, Cristian S.

    ResponderEliminar